sábado, 11 de febrero de 2017

Reseña de la maravillosa escritora AV San Martin

He de decir que ahora que me dedico de lleno a escribir para publicar libros, me he vuelto también más exigente con lo que leo. Tal vez porque sé que publicar un libro no trata solo de escribir, es un trabajo del que la mente no se desconecta, necesita de una gran constancia, investigación y repaso y repaso y repaso. Un libro es esfuerzo, paciencia y meticulosidad.
Yo soy de las que disfruto aprendiendo mientras leo y por eso busco libros que me hagan pensar, replantearme mi...s propias ideas y aportarme datos nuevos. También valoro el lenguaje utilizado en los libros. Me gustan esas frases que me dejan con la boca abierta, el estilo cultivado y sí, ¿por qué no? Floreado y grandilocuente.
Supongo que lo que busco es libros que me sorprendan y que me aporten lo que yo no sería capaz de concebir.
Por eso me causa una gran alegría encontrarme con novelas como la de Las hijas de Banu de Elena Fuentes Moreno. Ha sido un libro que me ha enganchado desde el principio, con un estilo de escritura muy cuidado, una grandísimo trabajo de investigación, la dosis justa de narrativa y diálogos,( no sé por qué tengo la sensación de no terminar de conocer a los personajes en algunos libros con exceso uso de los diálogos, me gustan los libros que profundizan en sus protagonistas: sus sentimientos, sus actuaciones, y acaban siendo uno más de la familia) , me han gustado mucho los saltos en el tiempo debido a los cuales se proporcionaba información vital, pero en pequeñas dosis, para entender el libro y la evolución que acontece en la civilización que se desarrolla tras una guerra mundial devastadora y aniquiladora de la raza humana casi en su totalidad ,que no suena disparatada en absoluto . Elena podría estar ofreciéndonos una ventana al futuro a través de su historia.
Valoro mucho esas reflexiones sobre la inmortalidad y el alma, sobre la dependencia tecnológica y el desuso de las herramientas manuales, sobre el peligro del radicalismo, la censura o de ir contra la naturaleza humana, sobre el amor y la carencia de sentimientos. ¿Cómo os imagináis crecer en un mundo sin hombres? ¿Sin saber qué son ni que existen? ¿Qué pasaría si os cruzarais con uno?
Hay muchas frases del libro que son auténticas joyas. Yo me quedo con ésta (no me acostumbro a quitarle la tilde) por su veracidad:
“El mero hecho de que nos hayan repetido lo mismo una y otra vez, no lo convierte en algo verdadero”
Gracias Elena. Ha sido un placer leerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada